Pólipos en los intestinos: ¿diagnóstico u oración?

Los pólipos intestinales no conllevan ningún peligro y no causan molestias; sin embargo, si no reciben el tratamiento adecuado, con el tiempo pueden convertirse en una enfermedad oncológica.

Los pólipos pueden ser el resultado de una inflamación crónica de la mucosa intestinal. Los defensores de la teoría embrionaria creen que durante el desarrollo embrionario, en algunos casos hay un exceso de material embrionario que se convierte en una neoplasia debido al proceso inflamatorio.

Los pólipos en el colon son uno de los factores negativos más comunes que afectan la función del colon y el recto. La frecuencia de distribución - 15-20 por ciento de la población adulta.

Síntomas de pólipos intestinales.

Los pólipos en los intestinos a menudo no se expresan, solo entonces una persona puede sentir algo cuando los pólipos se vuelven muy grandes y se expanden.

Cuando los pólipos adenomatosos en las heces aparecen una gran cantidad de moco, hay sangrado.
Debido a pólipos grandes puede haber dolores de cólicos, una persona está atormentada por el estreñimiento, síntomas similares a la obstrucción intestinal, esto causa sangre y secreciones mucosas, se siente un cuerpo extraño en el ano. El dolor se localiza con mayor frecuencia en la parte inferior del abdomen.
Debido a pólipos adenomatosos pueden desarrollarse. cáncer de intestino.
Diarrea y estreñimiento. - estos son los principales signos de la aparición de pólipos, debido a que la peristalsis se altera en el intestino, la mayoría de las veces esto sucede si los pólipos son grandes después del tamaño, porque pueden reducir la luz intestinal y debido a esto se produce un estancamiento y se forma una obstrucción intestinal parcial.
Si aparece dolor en el área intestinal, se habla del abdomen. inflamación.
El sangrado es uno de los síntomas peligrosos que necesita en estos casos. urgentemente Consulte a un médico, puede hablar de educación maligna.

Cirugía para extirpar pólipos intestinales.

La extirpación de pólipos en el intestino se lleva a cabo en cualquier educación de tamaño. Para prevenir el desarrollo de cáncer, inmediatamente después del descubrimiento de una neoplasia, debe eliminarse.

La cirugía para extirpar una neoplasia depende de la rapidez con que crecen los pólipos intestinales, y se realiza con equipo endoscópico.

Durante el procedimiento, el paciente se introduce en el ano del paciente. endoscopio. A diferencia de la colonoscopia, en este caso el dispositivo está equipado con un electrodo de bucle, que te permite agarrar, pellizcar y cortar la pierna del pólipo.

El tratamiento de un pólipo en el intestino se ve afectado por los síntomas de su manifestación. Entonces, si el tamaño de un pólipo excede el promedio, su remoción ocurre en partes en varias etapas.

Para que después de la cirugía, la cicatriz no cause inflamación o infección, sea cauterizada. Para esto se usa método de electrocoagulación.

El método de eliminación de pólipos descrito anteriormente es bien tolerado por los pacientes y no requiere anestesia o anestesia. La lesión de los tejidos intestinales es mínima, la cicatriz después de la operación es extremadamente pequeña.

Dependiendo de los síntomas de la enfermedad, el tratamiento del pólipo será más complejo.

En los casos en que el paciente tenga poliposis intestinal, la operación de eliminación parece un poco más complicada. En esta situación, es necesario resecar los pólipos junto con la parte afectada del intestino.

Tal operación se lleva a cabo bajo anestesia general y puede durar lo suficiente. Esto es necesario para prevenir un mayor crecimiento de tumores.

Después de tal operación debe ser largo período de recuperación. Incluye tomar el complejo de medicamentos antiinflamatorios y antibacterianos, una dieta especial.

Dieta después de extirpar pólipos intestinales.

La dieta después de la operación debe incluir cantidades abundantes de alimentos líquidos y semilíquidos, la restricción máxima de los productos de harina y el uso de varios tipos de especias.

En el menú de dieta para pólipos en el intestino debe contener alimentos. rico en fibra (verduras, frutas). Se recomienda beber muchos líquidos y eliminar completamente el uso de bebidas alcohólicas, productos con un contenido de cafeína.

Tratamiento de pólipos intestinales remedios populares.

Si tiene pólipos, la medicina herbal puede convertirse en su fiel aliado en la lucha contra esta enfermedad. Hay muchas formas y recetas que te ayudarán a sanar tu cuerpo, incluso sin salir de casa.

Tomar una cucharada de picada chaga (este es un hongo que crece más a menudo bajo un abedul), un milenario, la hierba de San Juan, deben estar en partes iguales y verter agua hirviendo sobre todo, insisten en la recolección durante 20 minutos. Tomar pequeñas dosis 20 minutos antes de las comidas.
Puede venir al rescate corteza de roble, se puede comprar en cualquier farmacia. Para preparar el caldo, tome una cucharada de corteza y cubra con un litro de agua hirviendo, hierva el contenido durante 10-15 minutos a fuego lento. Retirar del fuego, dejar enfriar, luego almacenar en un lugar oscuro. Tome varias veces al día, media hora antes de las comidas, haga esto por una semana, luego tome un descanso. Continuar alternando hasta la recuperación completa.
Los pólipos eventualmente se pueden transformar en tumores malignos, ayudan a prevenir esto. viburno. Tomar 3 cucharadas de bayas de viburnum y llenarlas con agua hirviendo cuando la bebida se haya enfriado, colarla a través de un colador y beberla para tratar los pólipos durante el día, es mejor hacerlo antes de comer.
Los pólipos del intestino y el recto se eliminan bien una mezcla de miel y rábano picante. Mézclelos en proporciones iguales y tome una cucharadita de un remedio popular diariamente con el estómago vacío.

Causas de pólipos intestinales.

Sobre la base de numerosos estudios y observaciones de pacientes con poliposis de colon, se han realizado varios supuestos con respecto a las causas más probables de la aparición y el desarrollo de pólipos:

  1. Procesos inflamatorios crónicos:
    • colitis ulcerosa
    • Enfermedad de Crohn
    • Forma crónica de disentería y giardiasis.
    • enteritis crónica y colitis,
    • Colitis membranosa.
  2. Influencia del medio ambiente.
  3. Patología de los vasos sanguíneos y órganos implicados en la digestión.
  4. Anormalidades genéticas.
  5. Alergias.
  6. Malos hábitos
  7. Comer grandes cantidades de conservantes.

El riesgo de convertir pólipos benignos en malignos es suficientemente grande. Especialmente peligrosos son los llamados pólipos adenomatosos. Por lo tanto, se recomiendan exámenes periódicos con el uso de métodos especiales, especialmente para adultos que han superado un hito de 50 años.

Tipos de pólipos intestinales.

Pólipos intestinales hiperplásicos tamaño pequeño que se encuentra a menudo en el recto (en el 50% de los casos de pólipos de colon en adultos). No pertenecen a formaciones neoplásicas.
Adenomas tubulares (tubulares) - Formaciones de característico color rosado con una superficie densa y lisa.
Pólipos adenomatosos - Precáncer opcional. La probabilidad de renacimiento de estas formaciones depende de su tamaño y tipo: con un tamaño de pólipo de 2 cm, la probabilidad es del 30-40%.
Pólipos intestinales hamartomatosos se forman a partir de tejidos normales en una combinación inusual de ellos o en el desarrollo desproporcionado de un elemento de tejido. Los pólipos intestinales juveniles son los representantes más característicos de los pólipos hamartozoznyh del colon.

Diagnóstico de pólipos intestinales.

Si no es posible realizar una colonoscopia, se recomienda la tomografía computarizada. Cuando se detecta un pólipo, el médico sugerirá una biopsia, que es necesaria para determinar la forma histológica de la formación y otras tácticas de tratamiento.

La poliposis múltiple puede ser familiar, congénita y aparecer en el contexto de otras enfermedades (colitis). La pólipos pertenece al grupo de precáncer, ya que la frecuencia de malignidad es del 99,9%.

La poliposis familiar, una enfermedad que se hereda, afecta a varios miembros de la familia. Generalmente se detecta en niños, con menos frecuencia a una edad temprana. La localización de los pólipos corresponde a la longitud completa del intestino.

En el caso de poliposis múltiple, la clínica es más pronunciada. Se caracteriza por diarrea, secreción de moco y sangre de las heces, dolor abdominal sin localización clara, pérdida progresiva de peso, anemia.

Prevención de pólipos intestinales.

Para protegerse de los pólipos en los intestinos, puede observar algunos de los más simples las reglas:

  • limitar el uso de bebidas alcohólicas,
  • En lugar de grasas animales, debes comer vegetales,
  • comer alimentos vegetales gruesos ricos en fibra (manzanas, remolachas, calabacines, calabazas, coles),
  • Armonizar la dieta correcta y racional.

Causas

En el caso de que una persona tenga pólipos en los intestinos, esta afección se denomina poliposis. Por sí solo, no es maligno, pero es considerado por los médicos como una enfermedad precancerosa que, si no se trata, puede convertirse en un tumor oncológico.

Se distinguen las siguientes causas y factores contribuyentes que pueden afectar la formación de pólipos en mujeres y hombres:

  1. Colitis crónica, fiebre tifoidea, enteritis o disentería. En este estado, el intestino grueso se convierte en el centro de reproducción de bacterias patógenas. Además, estas enfermedades provocan el estancamiento de las heces en los intestinos, lo que también aumenta la probabilidad de formación de pólipos.
  2. Enfermedades en las que se inflama el recto, así como otras áreas del sistema digestivo. Se encontró que los pólipos no se podían formar en tejidos perfectamente sanos. Para un desarrollo exitoso, necesitan procesos inflamatorios que se localizan en la membrana mucosa y conducen a la degeneración epitelial.
  3. Factores externos. Por ejemplo, fumar, una dieta poco saludable, el estrés y el abuso de bebidas alcohólicas fuertes afectan mucho la apariencia de los pólipos. Además, el trabajo del tracto gastrointestinal se refleja negativamente en la vida en un entorno ecológico contaminado y el uso de productos con productos químicos.
  4. Enfermedades vasculares. Especialmente afecta negativamente la condición de la membrana mucosa en la aterosclerosis intestinal, que tiende a la progresión constante.
  5. La predisposición genética individual a tal enfermedad puede causar la aparición de pólipos en un niño. Además, como muestran las observaciones recientes, desafortunadamente, la poliposis intestinal es "más joven" y ahora se puede diagnosticar fácilmente incluso en niños en edad preescolar.
  6. Alergias alimentarias, en particular, intolerancia al gluten. En este estado, una persona no puede digerir proteínas. Cuando entra en el sistema digestivo, este último comienza a reaccionar violentamente. Percibe la proteína como un componente extraño que daña la capa mucosa intestinal. Esto puede aumentar la probabilidad de formación de pólipos.

Además, se distinguen las siguientes teorías sobre la formación de pólipos, que los científicos han dividido en varias secciones:

  1. Formaciones que han surgido debido a la influencia de gastritis y úlceras estomacales (lea sobre el diagnóstico de úlceras estomacales en este artículo).
  2. El proceso inflamatorio del sistema reproductivo en las mujeres, que conduce a la poliposis del intestino delgado.
  3. Efecto de la enfermedad de cálculos biliares.

La probabilidad de transición a oncología.

Según la información de la investigación, más del 70% de todos los tipos de pólipos en el intestino, si no se tratan (extirpación quirúrgica o terapia con medicamentos), pueden convertirse en patología oncológica. Esto hace que esta condición sea muy peligrosa para la salud y la vida humana.

Si consideramos estas formaciones bajo un microscopio, pueden ser tubulares o pilus. Los primeros tipos de pólipos son menos susceptibles a la transición al cáncer, a diferencia del segundo.

En el caso de que la neoplasia alcance un tamaño de 2 cm, la probabilidad de desarrollar oncología aumentará en un 25%. Por eso, después del descubrimiento de incluso los pólipos más pequeños, deben eliminarse.

Síntomas y signos

Según las observaciones de los médicos, los pólipos en el intestino en la etapa inicial de la percolación rara vez provocan síntomas característicos en un paciente. Además, durante mucho tiempo una persona puede que ni siquiera adivine sobre su enfermedad y aprenda sobre ella solo durante un examen de rutina realizado por un médico.

Por lo general, la gravedad de los signos observados está determinada por la localización específica de los pólipos, su tamaño, número y la presencia o ausencia de un proceso oncológico.

Los signos característicos de la formación de pólipos en el sistema digestivo son:

  1. La aparición de vetas sangrientas en las heces, así como moco. Por lo general, este fenómeno se observa al diagnosticar formaciones tipo pilus.
  2. Para pólipos grandes, los pacientes pueden quejarse de dolores agudos en la parte inferior del abdomen, que son calambres en la naturaleza. También pueden tener un problema frecuente de estreñimiento e indigestión.
  3. Muy a menudo, el desarrollo de pólipos muestra una violación de la silla. Estos pueden ser diarrea y diarrea. También a veces se forma obstrucción intestinal.
  4. El paciente puede ser perturbado por náuseas frecuentes, eructos desagradables y anorexia.
  5. El deterioro general de la salud y la pérdida de peso ocurre cuando se descuida el estado de poliposis.
  6. A veces, grandes formaciones de pólipos conducen a un sangrado anal bastante pronunciado.

Medidas de diagnostico

El diagnóstico de pólipos intestinales contempla las siguientes actividades y procedimientos:

  1. Examen inicial del paciente, palpación del abdomen y recogida de anamnesis por un médico.
  2. Colonoscopia
  3. Exámenes de sangre y orina.
  4. Ecografía de la cavidad abdominal.
  5. Biopsia (un estudio durante el cual se toma una muestra del tejido afectado del paciente, después de lo cual se examina bajo un microscopio).
  6. TC o resonancia magnética.

Además, el médico debe diferenciar necesariamente el tipo de pólipo (hiperplásico, tubular, velloso, etc.), así como determinar su negligencia.

Es importante Las personas mayores son más susceptibles a la formación de pólipos en los intestinos, ya que en el 80% de los casos esta patología se encuentra en pacientes después de cincuenta años. Es por eso que los médicos aconsejan a las personas de esta categoría de edad que se realicen diagnósticos profilácticos anualmente.

Metodos de tratamiento

El tratamiento de los pólipos en los intestinos depende del tipo específico, el tamaño de la formación y el abandono general del estado del paciente.

Si el tamaño de la neoplasia no es grande, entonces debe eliminarse endoscópicamente. En otros casos, el paciente requerirá cirugía abierta.

La terapia con medicamentos en este estado implica el nombramiento de los siguientes medicamentos:

  1. Los analgésicos y antiespasmódicos se utilizan para el dolor (No-spa).
  2. Preparaciones para mejorar la digestión.
  3. Remedios para la hinchazón (simeticona).
  4. Medicamentos para la normalización de las heces.
  5. Agentes inmunomoduladores y vitaminas.

Si los pólipos de una persona han alcanzado un tamaño grande, deben ser extirpados quirúrgicamente. Para esto, al paciente se le pueden asignar los siguientes tipos de operaciones:

  1. Eliminación de neoplasias transrectales. Este procedimiento se realiza con bisturí o tijera. Se usa un método similar cuando el pólipo está cerca del ano. Durante el procedimiento, una persona recibe anestesia local.
  2. La polipectomía endoscópica se realiza en pólipos en la sección media del intestino.
  3. Escisión eléctrica. Prevé la introducción en el recto del rectoscopio y la eliminación de la corriente del pólipo. Además, el tumor se quema y muere. Se saca con un bucle especial.
  4. La resección se utiliza para identificar pólipos lanosos.Se realiza cortando la cavidad abdominal bajo anestesia general.

Es importante Con un diagnóstico y tratamiento oportunos, la probabilidad de recuperación completa de una persona es más del 80%. Lo principal es seguir estrictamente las recomendaciones del médico.

Comida dietetica

La dieta después de la eliminación de pólipos en el intestino garantiza el cumplimiento de las siguientes pautas dietéticas:

  1. Dentro de un par de semanas después de la operación, el paciente debe comer el alimento molido. Así será más fácil de digerir.
  2. Debe eliminar por completo el uso de sal, alcohol y alimentos gruesos.
  3. La base del menú de la dieta en este estado debe ser gachas de avena y puré de sopas.
  4. Es importante cambiar a una comida de seis comidas, pero las porciones no deben ser más que un puñado.
  5. El tratamiento térmico debe ser estrictamente controlado. Por lo tanto, todos los platos deben ser al vapor, al horno o hervidos.
  6. Evite comer y comer una comida seca. En general, es conveniente elaborar un programa de nutrición y seguirlo claramente, incluso en el trabajo.

Los siguientes productos están estrictamente prohibidos en este estado:

  1. Setas y platos con su adición.
  2. Conservas y conservas vegetales.
  3. Bebidas dulces carbonatadas.
  4. Cualquier tipo de salsas.
  5. Carnes y pescados grasos.
  6. Alimentos enlatados
  7. La col
  8. Arenques y carnes ahumadas.
  9. Fruta ácida.
  10. Salchichas
  11. Té negro y café.

Los productos permitidos son:

  1. Kissel.
  2. Té verde
  3. Biscuit
  4. Avena y sopas con ella.
  5. Puré De Patatas
  6. Tortilla al vapor.
  7. Jalea
  8. Pollo y pescado hervidos, que fueron aplastados.
  9. Verduras hervidas ralladas.
  10. Kéfir bajo en grasa.

Es importante Se recomienda observar dicha nutrición para un paciente durante al menos un mes. Todo este tiempo, la condición del paciente debe ser monitoreada por el médico que lo atiende.

Intestino delgado

Rara vez, la formación de esta especie se encuentra en el intestino delgado. En la literatura médica, se observan casos aislados de desarrollo de neoplasias de dicha localización. En casi la mitad de los pacientes de este grupo, se observan pólipos en otras partes del tracto gastrointestinal (tracto gastrointestinal).

Están compuestos principalmente de tejido glandular, pero pueden ocurrir fibromatosos y angiomatosos. Los crecimientos en las paredes internas del intestino delgado se detectaron en adultos de 20 a 60 años.

La localización de pólipos en el duodeno es muy rara. Casi todos los pacientes que acudieron al médico con tal patología fueron operados, porque existía la sospecha de que el tumor era maligno.

Dichas excrecencias se pueden ubicar en el área del esfínter de Oddi (en pacientes con colecistitis o colelitiasis) o cerca del bulbo duodenal (en gastritis con alta acidez). La enfermedad se presenta en mujeres y en hombres de 30 a 60 años.

Intestino grueso

En la mayoría de los casos, las lesiones de poliposis se localizan en el colon (sigmoides o recto). Pueden ser tanto simples como múltiples. En la mayoría de los casos, se forman en la adolescencia, pero a veces se pueden identificar en niños (lo que puede indicar una predisposición hereditaria).

Se observan crecimientos múltiples o únicos de dicha localización en el 15% de las personas mayores de 40 años. En casi 8 de cada 10 personas, preceden al cáncer de recto.

Síntomas de pólipos en los intestinos.

La enfermedad en las etapas iniciales puede no manifestarse, y proceder asintomáticamente. En algunos casos, los crecimientos se pueden detectar solo durante la inspección de rutina.

Los primeros signos de pólipos en los intestinos aparecen cuando la formación alcanza un gran tamaño, comienza a ulcerarse o se complementa con procesos inflamatorios.

Los siguientes síntomas pueden indicar formaciones en el colon:

  • sangrado Puede ocurrir como resultado de la ulceración del crecimiento, la torsión de las piernas o el daño a los vasos sanguíneos,
  • Dolores molestos: pueden doler en la parte baja del abdomen o en el sacro,
  • ganas frecuentes de vaciar el intestino,
  • mucosidad en las heces (un signo indirecto de pólipos vellosos)
  • dolor en el ano
  • Alternancia de estreñimiento y diarrea.

Los crecimientos localizados en las paredes del intestino delgado son muy peligrosos, ya que a menudo degeneran en cáncer. También pueden causar la perforación de la pared intestinal, sangrado profuso u obstrucción intestinal.

Signos de un pólipo en el intestino delgado:

  • Los síntomas dispépticos (eructos, náuseas, flatulencias) suelen aparecer en la etapa inicial de la enfermedad,
  • vómito indomable, que se produce en los casos en que el tumor se localiza en las secciones iniciales del intestino delgado,
  • dolor abdominal calambre,
  • sangrado

En el 67% de los casos, los crecimientos localizados en el duodeno no causan ningún síntoma y es imposible determinarlos. Pero si el tumor es grande, el paciente puede experimentar los siguientes síntomas:

  • dolor persistente alrededor del ombligo,
  • eructos de huevo podrido
  • sensación de plenitud en el estómago,
  • náusea frecuente.

Si los crecimientos se superponen a la luz intestinal, una persona tiene cólicos abdominales, vómitos intensos de alimentos no digeridos, debilidad. El estado general del paciente se está deteriorando rápidamente, por lo que es necesaria una hospitalización inmediata.

Electrocoagulación

Si el crecimiento es único, benigno y se localiza en el colon distal, se elimina a través de un colonoscopio mediante electrocoagulación.

Las neoplasias de hasta 2 cm sobre una base amplia se eliminan mediante el método de electrodisección. Para pólipos grandes y numerosos, se realiza cirugía abdominal.

Enterotomia

Para eliminar formaciones en el intestino delgado o en el duodeno, está indicada la enterotomía. La operación se realiza bajo anestesia general. El cirujano disecciona la pared abdominal y extrae el asa del intestino.

En el siguiente paso, la pared intestinal se corta en la dirección longitudinal y se elimina la formación. Luego se sutura la herida. Esta operación no conduce a un estrechamiento de la luz intestinal, por lo tanto, en el futuro, el trabajo del intestino no se ve afectado.

Dieta en el postoperatorio.

Para acelerar la curación y prevenir la formación de nuevos crecimientos, el paciente debe seguir una dieta después de la cirugía. Está prohibido comer platos picantes, salados y agrios. También es necesario abandonar los alimentos fritos y grasos. El paciente necesita minimizar la cantidad de sal en la dieta.

Los médicos recomiendan comer con frecuencia (cada 2–3 horas) en porciones pequeñas. Las comidas deben estar a temperatura ambiente. Se preparan mediante cocción, cocción o cocción al vapor. La consistencia de los platos debe ser suave, primero debe ser triturada, frotando un tamiz o usando una licuadora.

Se debe prestar especial atención a la ingesta de líquidos. Por día, es necesario beber hasta dos litros de agua pura no carbonatada o té negro débil. Es necesario abandonar el uso de bebidas carbonatadas y alcohol.

Pronóstico y prevención

¿Puede un pólipo en los intestinos desaparecer por sí mismo? No, tales neoplasmas no se resuelven, deben ser removidos quirúrgicamente.

El pronóstico de la enfermedad es favorable si la formación se detecta y elimina oportunamente. Cuanto más largo es el crecimiento, más probable es que se convierta en un tumor maligno.

Casi en el 30% de los pacientes después de la extirpación de la neoplasia, se observó recurrencia durante varios años (los pólipos pueden volver a crecer). Las personas que tienen antecedentes de esta enfermedad deben realizarse una endoscopia cada año.

Para prevenir el desarrollo de la enfermedad, es necesario:

  • comer bien: dejar de comer alimentos grasos y fritos, alcohol, bebidas carbonatadas, agregar verduras, frutas, mariscos a la dieta,
  • deshacerse de los malos hábitos
  • tratar el estreñimiento de manera efectiva y oportuna,
  • lleve un estilo de vida saludable, practique deportes, camine al aire libre.

Especialmente cuidadosamente por su necesidad de salud para monitorear a las personas que están en riesgo de desarrollar patología. Si un pariente cercano de la sangre tiene educación en el intestino, se deben realizar exámenes regulares.

Ofrecemos para ver un video sobre el tema del artículo.

Causas de pólipos en el intestino.

No hay una sola teoría que explique la aparición de pólipos en los intestinos. Algunos científicos se inclinan a creer que estos tumores aparecen como resultado de la interrupción de los procesos de regeneración en los lugares de lesión de la pared intestinal. Otros consideran que la causa de la formación de pólipos es anormal durante el desarrollo embrionario. Hay muchas otras opiniones con respecto a la naturaleza de esta enfermedad.

Sin embargo, se han identificado factores que pueden aumentar la probabilidad de formación de pólipos en los intestinos:

  • género masculino (en hombres, la enfermedad se detecta con más frecuencia que en mujeres),
  • predisposición genética
  • estilo de vida inactivo y obesidad,
  • la prevalencia en la dieta de carbohidratos y alimentos grasos,
  • estreñimiento persistente y disbiosis,
  • Diverticulosis y cánceres intestinales.

Metodos de rayos x

La irrigoscopia es un estudio del intestino grueso que utiliza un agente de contraste que se administra de forma retrógrada, es decir, con la ayuda de un enema a través del recto. Este método le permite visualizar las características de la estructura del intestino grueso e identificar las diversas formaciones en él (defectos de relleno). A menudo es imposible detectar pólipos pequeños con esta prueba.

Si sospecha la presencia de pólipos u otros defectos en las secciones superiores, se examina un paso de bario a través de los intestinos. El paciente antes del examen debe tomar una solución con un agente de contraste. Unas horas más tarde, se toman radiografías, en las que se visualizan diferentes secciones del intestino a medida que pasa el agente de contraste.

Métodos endoscópicos

La rectoromanoscopia es un método de diagnóstico que permite inspeccionar el recto y las partes distales del colon sigmoide, que está a unos 20-25 cm del ano. Con la ayuda del dispositivo, el médico puede:

  • evaluar visualmente el estado de la mucosa intestinal,
  • examinar los tumores, en su caso,
  • tomar el material para una biopsia posterior.

La colonoscopia es el "estándar de oro" en el diagnóstico de enfermedades del colon. Este método le permite examinar el intestino casi a lo largo de su longitud (hasta 1,5 m). Con la ayuda de un colonoscopio, un médico puede:

  • inspeccionar la membrana mucosa, revelando los pólipos más pequeños del tamaño de unos pocos mm,
  • tomar material de biopsia
  • eliminar la educacion

Tratamiento de pólipos intestinales.

El tratamiento radical de esta enfermedad solo es posible mediante cirugía. Es imposible deshacerse de los pólipos con la ayuda de drogas.

La extirpación endoscópica de pólipos en las paredes del intestino grueso se realiza mediante un sigmoidoscopio o colonoscopio. Muy a menudo, la operación se realiza bajo anestesia general.

  1. Cuando se detectan pólipos en el recto, se realiza su escisión transanal, la mayoría de estas operaciones se realizan con la ayuda de anestesia local. Se recomienda eliminar la educación en esta parte del intestino, incluso si son pequeñas y de naturaleza benigna, ya que a menudo se lesionan y causan síntomas desagradables para el paciente.
  2. Si la formación endoscópica es imposible de extraer, la extirpación se realiza a través de una incisión en la pared del intestino, tal operación se llama colostomía.
  3. En la poliposis, cuando hay más de cien pólipos y se concentran en una sección del intestino, se extirpa el área afectada y se aplica anastomosis entre los extremos del intestino.

Pólipos intestinales - ¿es cáncer o no?

Esta pregunta surge en muchos pacientes en los que se encuentran pólipos en el intestino.

Los pólipos son tumores benignos, no son cáncer, pero algunas de sus especies pueden malignizar con el tiempo (convertirse en malignos).

Cuando se detectan pólipos durante la colonoscopia, se toma material de biopsia. La investigación de laboratorio permite establecer el tipo de neoplasias, lo que permite sacar una conclusión acerca de la posibilidad de malignidad.

Pólipos adenomatosos (glandulares)

La probabilidad de malignidad de este tipo de pólipos es muy alta, en el 85% de los casos 5 a 15 años después de su detección, el cáncer colorrectal se encuentra en pacientes. Cuanto mayor es el tamaño de tales pólipos y mayor es su número, mayor es la probabilidad de un curso adverso de la enfermedad, por lo tanto, los pólipos adenomatosos a menudo se llaman precáncer.

Se recomienda a los pacientes que tienen pólipos adenomatosos de acuerdo con los resultados de la biopsia que se los extraigan con la colonoscopia de control anual posterior. Existe evidencia de que las personas cuyos padres eran "dueños" de pólipos de este tipo (incluso si no llegaban al cáncer de colon), el riesgo de esta patología aumenta en un 50%.

Además, histológicamente segregan pólipos hiperplásicos, inflamatorios y hamartomáticos, que rara vez degeneran en cáncer. Los pólipos pequeños de un solo tamaño con una baja probabilidad de malignidad, que no causan ningún síntoma, generalmente no se eliminan, y se recomienda un examen regular para los pacientes.

Recomendaciones de la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que se realice una colonoscopia diagnóstica en todas las personas que hayan alcanzado la edad de 55 años y luego cada 10 años (en ausencia de quejas y síntomas característicos de los pólipos en el intestino). Esta recomendación está relacionada con el hecho de que en más del 85% de los casos se detecta cáncer de colon en pacientes mayores de 60 años.

El límite de edad para el primer estudio se reduce a 45 años, si se ha identificado poliposis o cáncer intestinal en una familia de familiares de primera línea (madre, padre, hermanos), especialmente antes de los 45 años.

Los diferentes países tienen sus propios estándares para incorporar este procedimiento en un plan de salud pública. En muchos países europeos, se recomienda realizar una colonoscopia anualmente a todas las personas mayores de 45 años, y también se incluye una prueba de sangre fecal oculta en el plan de examen (reacción de Gregersen).

Si hay alguna queja que pueda indicar la presencia de esta enfermedad, un médico realiza una colonoscopia, independientemente de la edad del paciente. Casos frecuentes de detección de pólipos benignos en niños.

Tales recomendaciones son dictadas por estadísticas decepcionantes. En los últimos 30 años, el cáncer colorrectal, cuyo precursor a menudo son los pólipos en los intestinos, se ha convertido en la segunda causa más común de muerte por cáncer en los países desarrollados. Además, en la gran mayoría de los casos, la enfermedad ya se diagnostica en las etapas III o IV, cuando el tratamiento radical es imposible o ineficaz. Por lo tanto, la inclusión de la colonoscopia en un plan de encuesta para personas mayores de 45 años es una de las medidas más efectivas para prevenir el cáncer de colon.

Un especialista habla de pólipos de colon:

Sobre los pólipos intestinales en el programa "Sobre los más importantes":

¿Cuál es la probabilidad de degeneración de pólipos en cáncer intestinal?

Alrededor del 75% de todas las formaciones de pólipos encontradas en el intestino son capaces de malignidad. Tales crecimientos se llaman adenomatosos. Para determinar el subtipo de pólipo adenomatoso, es necesario estudiarlo bajo un microscopio. Los pólipos pueden ser tubulares, glandulares o simplemente vellosos. El pronóstico más favorable en términos de ozlokachestvleniya da educación tubular. Los pólipos vellosos son los más peligrosos y con más frecuencia renacen en cáncer.

El tamaño de la formación también afecta si un pólipo está amenazado con malignidad. Lo que es, el riesgo es mayor. Cuando el crecimiento en volumen supera los 20 mm, la amenaza se exacerba en un 20%.Debido al hecho de que incluso los pólipos más pequeños aumentarán constantemente, deben eliminarse inmediatamente después de la detección.

Hay algunos tipos de pólipos que no están amenazados con malignidad, que son formaciones hiperplásicas, inflamatorias y hamartomáticas.

Las formaciones adenomatosas son las más peligrosas. Tienen un alto potencial de malignidad.

Los pólipos grandes renacen de manera maligna con un mayor grado de probabilidad.

La colonoscopia, la rectoromanoscopia y la sigmoidoscopia son procedimientos de diagnóstico que deben realizarse regularmente para personas mayores de 50 años que tienen una herencia peligrosa. Si no se detectan crecimientos, la próxima vez se recomienda acudir a la clínica después de dos años.

Después de la eliminación de la formación de adenomatosos, una persona es examinada regularmente para detectar nuevos pólipos en el intestino,

La medicina moderna tiene pruebas especiales para diagnosticar una predisposición hereditaria al desarrollo de cáncer intestinal. Esta técnica permite prevenir oportunamente el inicio de la degeneración oncológica de los pólipos.

Diagnóstico de un pólipo en los intestinos.

La etapa temprana de la enfermedad no da síntomas brillantes, por lo que la mayoría de los países desarrollados han introducido una entrega anual obligatoria de heces para detectar sangre oculta en ella. Este análisis hace posible detectar incluso partículas invisibles de sangre que salen de las heces durante los movimientos intestinales. Sin embargo, incluso un resultado negativo del análisis no puede indicar que definitivamente no hay pólipo en el intestino.

Técnicas como la RM y la TC pueden detectar crecimientos en algunas partes del intestino. Para diagnosticarlos en el recto y el colon sigmoide, es más conveniente someterse a una sigmoidoscopia con un rectoscopio. Este dispositivo permite visualizar la pared intestinal más a fondo. Además, los proctólogos recomiendan una sigmoidoscopia profiláctica cada 5 años. Es necesario hacer todas las personas mayores de 50 años.

La investigación con los dedos es otra forma de detectar crecimientos, fisuras, tumores, quistes y hemorroides poliposos en la parte terminal del recto y en el ano.

La irrigoscopia permite la visualización de formaciones mayores de 10 mm. Se realiza mediante la introducción de un agente de contraste en el intestino grueso y la realización de fotografías de rayos X.

Sin embargo, el método más moderno e informativo para diagnosticar la poliposis es la colonoscopia. Permite obtener información sobre cualquier patología del intestino y, cuando se detecta un pólipo, puede realizar una biopsia de inmediato. La biopsia resultante se envía para examen histológico y citológico.

Es importante que un médico no tome un pólipo para otra educación similar a él:

Angioma. Este es un tumor que tiene múltiples vasos y a menudo se manifiesta por un sangrado severo,

El lipoma es un tumor pequeño que a menudo elige la parte derecha del colon.

El mioma, que provoca obstrucción intestinal, rara vez se diagnostica,

Un tumor no epitelial que no tiene un tallo y al mismo tiempo alcanza un tamaño impresionante,

La enfermedad de Crohn puede desencadenar pseudopolyps, que se encuentra en la parte superior del intestino grueso,

Actinomicosis, que afecta al ciego.

Diferenciar el tipo de educación que ayuda principalmente a la histología.

Preguntas y respuestas populares

¿Necesito extirpar pólipos en los intestinos? La respuesta a esta pregunta es definitivamente positiva. Cualquier pólipo debe ser eliminado, su otro tratamiento es imposible.

¿Le duele el estómago con pólipos en los intestinos? Los dolores de un carácter de calambres se pueden observar con pólipos grandes. Al mismo tiempo, la parte inferior del abdomen y la región ilíaca son dolorosas. Además, el dolor abdominal puede aparecer en el fondo de la inflamación unida.

¿Se extirpan los pólipos intestinales durante la rectoscopia? Durante este estudio de diagnóstico, se pueden eliminar las formaciones de tamaño pequeño que están bien ubicadas. En todas las demás situaciones, se requiere cirugía.

Eliminación de pólipos intestinales.

Independientemente del tamaño de las formaciones, cada una de ellas debe ser eliminada. Después de este procedimiento, se realiza un examen microscópico de la presencia de células atípicas.

Los métodos más populares para eliminar los crecimientos en los intestinos son:

Escisión del pólipo transrectal

El procedimiento se realiza con tijeras o bisturí. De esta manera, solo los pólipos cercanos al ano pueden eliminarse del cuerpo. No deben estar a más de 10 cm del comienzo del ano, aunque una distancia de 6 cm se considera óptima para tal operación.

El paciente recibe anestesia local. Más utilizado para este Novocain 0,25%. La anestesia general se usa muy raramente. Después del inicio de la anestesia, el médico con un espejo especial empuja el canal anal y extirpa el pólipo.

Cuando la formación tiene una pierna, se utiliza la pinza Billroth, con la que se sujeta el pinch. Formado sobre el defecto de la membrana mucosa a suturar. Un máximo de 3 nudos hechos con sutura de catgut es suficiente para esto. No requiere remoción y después de un mes se absorbe completamente. Si el pólipo se adhiere a una base ancha, elimínelo cortando el tumor de la zona de una membrana mucosa sana utilizando una incisión ovalada.

En el caso de que los crecimientos se encuentren a más de 6 cm, pero a menos de 10 cm de la entrada al ano, la tecnología de la operación se modifica un poco. Con la ayuda de un espéculo rectal, el canal anal se abre y luego se estira con los dedos hasta que esté completamente relajado. Luego se inserta una muestra ginecológica más grande que permite que la pared intestinal se retraiga sin un pólipo. Luego se inserta un espejo corto, y el paciente necesita ser pellizcado. Esto le permite llevar educación y le da al médico la oportunidad de capturarlo con un clip alargado Billroth, o clip fenestrado. El médico retira el espejo corto, se introduce anestesia adicional en la región de la base del pólipo y luego se retira.

Polipectomía endoscópica

Se recomienda aplicar este método de extirpar un pólipo si las formaciones están ubicadas en las partes medias (proximales) del intestino. Dicha cirugía se conoce como métodos quirúrgicos mínimamente invasivos que se pueden usar en el estado del sueño farmacológico de un paciente. Durante el procedimiento, se inserta un endoscopio en el ano, con el que se encuentra un pólipo. Después de su detección, el tumor se extirpa utilizando instrumentos endoscópicos. Luego, el médico se asegura de que no haya sangrado y, si es necesario, se vuelve a coagular. El pólipo se extrae del cuerpo del paciente con un endoscopio.

Si el crecimiento tiene un tamaño grande, debe eliminarse no por completo, sino por partes. Este procedimiento se llama chipping. Esta es una técnica bastante complicada, durante la cual puede ocurrir una explosión de gases intestinales, así como la perforación de la pared intestinal, si la quemadura es demasiado grave. Por lo tanto, solo un proctólogo o endoscopista especialmente capacitado puede realizar dicha operación. Después de la extirpación de un pólipo grande de más de 20 mm, el paciente debe someterse a una segunda endoscopia un año después. Una persona no se elimina del registro de un proctólogo y cada 3 años debe someterse a este procedimiento, con el objetivo de identificar una posible recurrencia de la enfermedad.

Escisión eléctrica

Se inserta un rectoscopio en la cavidad del recto. Sobre esto se gasta el pólipo eléctrico. Ella salta sobre un pólipo, una corriente pasa a través de él. La temperatura del bucle aumenta, el tejido epitelial se calienta. Como resultado, el tumor se quema térmicamente y muere. Cuando el lazo se aprieta, la formación se corta y se saca.

Este método tiene varias ventajas, en primer lugar, le permite prevenir el desarrollo de sangrado, ya que existe una coagulación instantánea de los vasos sanguíneos.

Colotomía o resección del intestino.

La operación está indicada en la detección de pólipos en el colon sigmoide, así como en el diagnóstico de formaciones lanosas con una base amplia. El procedimiento requerirá la introducción de anestesia general. Luego, el médico hace una incisión en la región ilíaca izquierda y el colon se introduce en la luz resultante. Parcela polípica palpable y abierta. Las zonas pre-saludables imponen pulpas suaves restrictivas. Se extirpan el tumor y la parte de la membrana mucosa en la que se encuentra, luego se colocan puntos de sutura en este lugar. El intestino en sí se sutura en dos filas, y la pared abdominal anterior en capas.

Resección segmentaria del intestino delgado.

La operación está indicada cuando se encuentran pólipos grandes en el intestino delgado o si su base es ancha. Toda la zona en la que se localiza el crecimiento se somete a escisión. Se acercan los extremos del intestino y se forma una fístula interintestinal. A menudo, esta intervención se convierte en una causa de trastornos digestivos en el futuro, ya que el paciente sufre de "síndrome de intestino corto".

En cuanto al pronóstico de recuperación, es favorable si la formación se detectó en las primeras etapas y se eliminó rápidamente del cuerpo. Cuanto más largos sean los pólipos en el intestino y cuanto mayor sea su tamaño y número, mayores serán los riesgos de que renacerán en un tumor maligno. La probabilidad de recurrencia sigue siendo bastante alta, incluso después de la extirpación completa del tumor, es de hasta el 30%. Por lo tanto, es importante hacer un seguimiento del paciente y someterse a un examen regular.

Dieta después de extirpar pólipos intestinales.

La rehabilitación del paciente después de la operación depende principalmente del cumplimiento de la dieta. La recuperación consta de varias etapas y debe proceder de acuerdo con ciertas reglas.

Después de la operación, comienza la primera etapa de la dieta. Dura 3 días después de la intervención. Al paciente no se le permite beber ni consumir alimentos en las primeras 24 horas. Cuando este tiempo expira, una persona puede apagar su sed. El volumen máximo de líquido tomado de una vez no debe exceder los 50 ml. Además, el paciente puede beber caldo de verduras o compota a base de frutas sin azúcar. Después de otras 12 horas, se permite caldo de arroz, caldo débil o gelatina. También puede diversificar el menú estricto del paciente después de la operación con caldo dogrose. Tales limitaciones se deben al hecho de que es necesario eliminar la motilidad intestinal y reducir su función excretora lo más posible. La bilis producida y las enzimas digestivas pueden afectar negativamente el estado de las costuras y los tejidos dañados.

La segunda etapa de la dieta comienza tres días después de la intervención. Si el paciente se siente satisfecho, entonces su dieta se puede expandir mediante la introducción de papillas líquidas, soufflé de carne (de carne magra), sopas mucosas y huevos pasados ​​por agua. En cuanto a los cereales, se debe dar preferencia al mijo, avena y arroz. Cuando se introduce un nuevo producto, es necesario monitorear el estado mental del paciente con mucho cuidado. Si después de la ingestión de este o ese plato hay un aumento en la formación de gas, o si aparecen sensaciones dolorosas, es importante rechazar tal alimento. La segunda etapa de la dieta tiene como objetivo aumentar constantemente la carga en los intestinos operados. En este momento, el paciente necesita normalizar la silla. Para cumplir con una dieta de este tipo debe ser hasta el alta hospitalaria.

La tercera etapa llega dos semanas después de la operación. Durante los próximos cuatro meses, el paciente tendrá que seguir una dieta suave.

El médico debe familiarizar al paciente con las reglas básicas de nutrición:

Es importante adherirse al régimen. Si los productos se ingieren al mismo tiempo, esto permitirá que las enzimas comiencen a producirse con anticipación. En este caso, el proceso de digestión no será tan difícil para regenerar el intestino,

Requiere poder fraccional. Esto mejorará la función motora del intestino, reducirá la carga sobre él. El número de comidas no debe ser inferior a 6, pero se deben consumir pequeñas porciones,

Es importante no permitir procesos de fermentación en el intestino, ya que pueden causar el desarrollo de peritonitis. Para esto vale la pena negarse a incluir legumbres en la dieta. Bajo la restricción caen nueces, espárragos y champiñones,

Para prevenir el estreñimiento, el paciente debe recibir una cantidad suficiente de líquido. Su volumen depende del peso corporal del paciente y promedia 3 litros. Asegúrese de incluir los primeros platos en el menú,

Cuanto más grasa tiene la comida, más bilis se secreta. Su exceso de contenido afecta negativamente al proceso de regeneración del tejido intestinal.

Es importante negarse a aceptar alimentos demasiado ásperos que pueden lesionar los intestinos. Los productos deben ser bien cocidos o cocidos al horno,

Agregue productos lácteos, huevos y carne magra a su dieta. Todos ellos contienen proteínas, lo que contribuye a la rápida recuperación de los tejidos,

Bajo la prohibición completa caen los alimentos amargos, picantes y fritos. Esto se debe a su capacidad de irritación química del intestino.

El menú debe diseñarse y armarse de tal manera que satisfaga plenamente las necesidades de una persona de la enmienda. Esto es importante hacer a pesar de las limitaciones. La peristalsis intestinal normal es la clave para las heces regulares. Esto contribuye a la prevención de la disbiosis y el estreñimiento, y por lo tanto, hasta cierto punto reduce el riesgo de nueva formación de pólipos.

Educacion Universidad Estatal de Medicina y Odontología de Moscú (1996). En 2003, recibió un diploma de un centro médico educativo y científico para administrar los asuntos del Presidente de la Federación Rusa.

5 antiviral de eficacia comprobada contra la influenza y ARVI

¿Qué hacer con la acidez estomacal fuerte?

Por sí solos, los pólipos en el útero no son peligrosos, aunque pueden provocar secreciones serias y dolor. Pero con una violación de la inmunidad o alteraciones hormonales del cuerpo, existe un riesgo de degeneración patológica de las células y la aparición del proceso maligno.

10 recetas más efectivas contra pólipos! En Japón, en China, hace varios miles de años, conocían las propiedades curativas de los hongos Reishi, Cordyceps, Maitaka, Shiitake, que proporcionan polisacáridos antitumorales únicos en su composición.

¿Cuáles son las causas de los pólipos nasales y sus síntomas? ¿Necesito borrarlos? ¿Es posible calentar los pólipos en la nariz? ¿Es posible el tratamiento sin cirugía? Todas estas y muchas otras preguntas encontrará respuestas en este artículo.

La mayoría de las mujeres de edad madura que han cruzado la línea de 35 años sufren. Aunque no se excluye la hiperplasia del endometrio en el período más joven. La frecuencia de aparición de la patología varía de 6 a 20%. Hay 3 formas de extirpar el pólipo endometrial.

¿Puede un pólipo disolverse en la vesícula biliar? ¿Es posible extirpar solo los pólipos, mientras se mantiene una vesícula biliar en funcionamiento? ¿Qué hacer si se encuentran pólipos en la vesícula biliar? Lista de medicamentos y tipos de operaciones.

La mayoría de los pólipos se encuentran en mujeres que han cruzado la línea en 40 años. Los médicos consideran esta patología de fondo. La presencia de poliposis cervical múltiple aumenta el riesgo de cáncer cervical, por lo tanto, requiere la observación regular por parte de un médico y la extirpación oportuna.

Hasta el 5% de las formaciones tumorales pueden conducir al cáncer. Los pólipos adenomatosos son susceptibles de renacimiento, que ocurren en el 20% de los casos.Dieta, lista de medicamentos y tipos de operaciones.

Loading...